Follow by Email, recibe cada entrada por correo

lunes, 23 de diciembre de 2013

OTRA ETAPA EN PISO NUEVO!

Hola a todos de nuevo!

Escribo de nuevo para mencionarles que mi marido y yo hemos cambiado de piso. De verdad ya no aguantábamos más el frío en el piso anterior, pues ese piso no está reformado y el poco calor de la calefacción casi ni se sentía. Se gastaba mucho dinero en calefacción e igual pasábamos un frío horroroso. Así que nos pusimos a buscar otros pisos y gracias a Dios conseguimos uno que está un poco más caro, pero mucho más cómodo, con un buen aislamiento en las paredes y ventanas y se aprovecha mucho mejor el calor de la calefacción. 

Estamos super contentos, no se imaginan la felicidad que tenemos ahora por el nuevo piso. Estamos mucho más cómodos y sin ese frío insoportable. 

De momento no tenemos internet en el piso nuevo, así que estoy escribiendo desde el trabajo. 

Los dejo por ahora, porque tengo que seguir trabajando.

Namaste!

Clar

miércoles, 20 de noviembre de 2013

IMPRESIONES

Hola a todos,

Aquí seguimos mi marido y yo en Madrid. 

Últimamente ando con los ánimos por el suelo por todo lo que está pasando en Venezuela. Me da mucho dolor ver las noticias por internet y ver las imágenes de saqueo o de gente haciendo horas de cola para comprar un televisor. Viendo todo esto me doy cuenta de que nosotros éramos minoría allá :(.

Siento alivio de haberme ido de allá hace un año, pero a la vez tengo unos sentimientos de culpa por haber dejado a mis padres allá. Cada vez que llamo a mi madre por teléfono, ella siempre me dice: "Hija, gracias a Dios te fuiste, esto ya no tiene remedio". 
Por el tono de su voz sé que está sufriendo mucho. Por una parte ella está más tranquila porque ya sus dos hijas se han ido de Venezuela y no están viviendo ese desastre, pero a la vez le duele mucho el separarse de sus hijas de esta forma.  Ya mi hermana tuvo a su primer hijo y para mi madre el no poder estar cerca de su primer y único nieto es muy duro y doloroso. 

En fin, aquí sigo en Madrid trabajando y viviendo un día a la vez. En el trabajo nos han bajado el sueldo este año y nos lo quieren volver a bajar para Marzo. En varias empresas están haciendo lo mismo y en consecuencia ha bajado muchísimo el consumo...la economía está estancada. Para los que no tienen trabajo, el panorama es más oscuro. Conozco gente que busca y busca trabajo y no consigue nada.

Ya ha llegado el frío a Madrid y todavía no me acostumbro a estas temperaturas. Es una de las cosas que más detesto de aquí: EL FRÍO. Cualquiera pensaría: "¿cuál es el problema? enciende la calefacción". Lamentablemente no es tan sencillo. El invierno pasado encendíamos la calefacción y una factura del gas nos llegó en €200 y otra en €300!!!  Así que para esta temporada de frío nos toca aguantar y abrigarnos lo más que podamos dentro de casa. Pero se podrán imaginar que no es nada agradable dormir cuando dentro de la habitación hacen 13ºC :( 

Yo por lo menos tengo la opción de aguantarme el frío, pero mi hermana  tiene que encender la calefacción para que su niño no pase frío. Por esto ella ha llegado a pagar hasta  €400 de gas. 

De todos modos, por como están las cosas en Venezuela, muchos pensarán que no es justo que yo me queje de que estoy pasando frío aquí. Probablemente tengan razón. 


Por mi mente me ha pasado irme a otro país, pero todavía no sé para dónde. Creo que mi país ideal está en mi imaginación. 


Disculpen que esta entrada no aporte ninguna información útil; necesitaba desahogarme. 

Cuídense todos.

Clarissa







lunes, 14 de octubre de 2013

NACIONALIDAD ESPAÑOLA POR RESIDENCIA, REQUISITOS

Hola a todos,


Yo ando bien, trabajando mucho.

Les comento que he encontrado esta información sobre la solicitud de nacionalidad española, he sacado esta información de esta página: http://www.parainmigrantes.info/documentos-necesarios-para-solicitar-la-nacionalidad-por-residencia-para-mayores-de-edad-937/

"Lista actualizada a octubre de 2013 de los documentos necesarios para solicitar la nacionalidad española por residencia para los mayores de edad

El Registro Civil de Madrid ha emitido una hoja informativa donde establece los documentos que son necesarios aportar para solicitar la nacionalidad española por residencia, aplicable a los interesados que sean mayores de edad.
Esta hoja informativa, actualizada a octubre de 2013, ha modificado criterios con respecto a los certificados de antecedentes penales:
* Se ha suprimido "o certificado de buena conducta expedido por el Consulado - Original y Actual"
* Han resaltado que "el Certificado de Penales del país de origen No hay que aportarlo para solicitar la cita previa para presentar los documentos de nacionalidad, pero es obligatorio aportarlo el día de la cita y tiene que estar en vigor ese día"
Aquí os dejamos la relación de todos los documentos necesarios:
1.- Solicitud cumplimentada. Modelo página http://www.mjusticia.es
2.- Original y copia de la tarjeta de residencia (si está renovando también el resguardo de renovación - Original y Copia)
3.- Original y copia del pasaporte completo (incluidas las páginas que estén en blanco).
4.- Certificado o Volante de empadronamiento en Madrid Capital - Original y actual. Para los/as casados/as con español/a el certificado o volante deberá ser conjunto.
5.- Certificado de nacimiento original y legalizado - deberá ser legible y en su caso traducido. (Si el promotor hubiera nacido en España deberá aportar el certificado de nacimiento del Registro Civil español y el certificado de nacimiento del consulado del país en España). Original.
6.- Certificado de matrimonio original y legalizado.
- Los casados deberán venir acompañados por el cónyuge y en el caso de que este no pudiera hacerlo deberá el promotor dejar constancia fehaciente de que su cónyuge conoce del inicio del expediente de nacionalidad y lo que a su derecho convenga ya sobre el mismo (original y legalizado)
- Aquellos que estén casados con español/a deberán traer certificado de matrimonio español y certificado literal español de nacimiento del esposo/a (original).
- Los/as divorciados/as: certificado de matrimonio con nota marginal de divorcio (legalizado y original) o certificado de matrimonio y testimonio originla de la sentencia de divorcio (legalizado y original).
- Los/as viudos/as: certificado de matrimonio y certificado de defunción del cónyuge (legalizado y original).
7.- Certificado de nacimiento de todos los hijos menores de edad, original y legalizado/s.
8.- Certificado de penales del país de origen legalizado (o apostillado) original y actual.
¡Atención!: (este certificado NO hay que aportarlo para solicitarla cita previa, pero es obligatorio aportarlo el día de la cita y tiene que estar en vigor ese día)
9.- Documentos acreditativos de los medios de vida: original y copia de:
- Contrato de trabajo y 3 últimas nóminas ó
- Contrato de trabajo y certificado de vida laboral ó
- Certificado del INEM y vida laboral (desempleados) ó
- Declaración de la renta completo
- Para empleados de hogar: contrato de trabajo o carta del empleador y certificado de vida laboral (ó 3 últimos recibos de la Seguridad Social) junto con fotocopia del DNI del empleador.
Todos los documentos que no estén en castellano deberán estar traducidos por intérprete oficial.
Si los certificados de nacimiento, matrimonio o defunción son de Madrid capital y están inscritos en este registro civil no hace falta aportarlos.
Legalización:
Las partidas de nacimiento y matrimonio extranjeras, los penales del país y otros documentos extranjeros deberán estar legalizados por: el Ministerio de Asuntos Exteriores del país y por el Consulado español en su país. Si viniera legalizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores del país y por el Consulado de su país en España, deberá también venir legalizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España (C/ Juan de Mena, 4, Metro: Banco de España).
Se exceptúan los países firmantes del Convenio de la Haya, que deberán estar apostillados.
Todos los documentos, excepto las partidas de nacimiento y matrimonio caducan a los tres meses, salvo cuando el propio documento indique lo contrario.
La solicitud de nacionalidad se presenta por el interesado y los documentos deberán venir colocados en el mismo orden que figura en esta hoja informativa."

Como la curiosidad mata al gato, hoy fui un momento al Registro Civil de Madrid, ya que queda muy cerca de mi trabajo. Pregunté por los requisitos para pedir la nacionalidad y me dijeron exactamente lo mismo, así que esta información es confiable. 

También pregunté por mi caso particular:

1) ¿Cuándo puedo yo pedir la cita de la nacionalidad? soy esposa de un español de origen y tenemos año y medio de casados.
Respuesta de la funcionaria (R): la pides después de un año de residencia.
2) ¿Y cuándo cumplo el año de residencia: desde el día que entré a España o cuando hice la solicitud del NIE o cuando me lo aprobaron o cuando fui a buscar el NIE a la Policía?
R: El año de residencia empieza el día que fuiste a buscar el NIE en la estación de Policía. 
3) ¿Cuánto tiempo se están tardando en dar las citas aproximadamente?
R: Por los momentos las citan se dan para dentro de 5 meses.
4) Como las citas se están tardando muchísimo en salir, ¿puedo venir unos meses antes de yo cumplir el año de residencia a pedir la cita?
R: No, porque en el momento de pedir la cita ya debes cumplir con todos los requisitos. 
Pues aquí tienen la información. En mi caso, yo podré pedir la cita a partir de finales de mayo de 2014. Por si acaso, el año que viene volveré a ir al Registro y pedir los requisitos de nuevo porque es posible que los vuelvan a cambiar. 

Mientras tanto, a seguir esperando, no queda de otra.

¡Namaste!

jueves, 19 de septiembre de 2013

Recomendación del Defensor del Pueblo sobre la residencia del cónyuge de español

Hola a todos,

A continuación les dejo la Recomendación del Defensor del Pueblo sobre la residencia del cónyuge de españolhttp://www.parainmigrantes.info/recomendacion-del-defensor-del-pueblo-sobre-la-residencia-del-conyuge-de-espanol-636/


De igual forma lo transcribo a continuación por si acaso. El texto es largo pero vale la pena leerlo.


Mi opinión personal es que la recomendación del Defensor del Pueblo es acertada. Los cónyuges tienen el derecho y el deber de vivir juntos y este derecho y deber no pueden estar condicionados a si se tiene o no medios económicos:


Recomendación del Defensor del Pueblo a fin de eliminar obstáculos para la obtención de la Tarjeta de Residencia de cónyuges de españoles

La Defensora del Pueblo Español, Soledad Becerril Bustamante, en contestación a una queja presentada por representantes de la Asociación Andalucía Acoge en relación a los requisitos exigibles para la obtención de la residencia por parte del cónyuge de un ciudadano español, ha emitido la siguiente recomendación en la que insta a la Secretaría General de Inmigración y Emigración a "Impartir las instrucciones oportunas a fin de eliminar de los requisitos para la obtención de la tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión la exigencia de recursos económicos suficientes y de seguro de enfermedad a los cónyuges de ciudadanos españoles, residentes en España, cuyo matrimonio civil se encuentre inscrito en el Registro Civil español".
Aquí os dejamos el texto completo:
Estimado Sr.:
Se ha recibido su escrito que ha sido incorporado al expediente con el número arriba indicado, al cual debe hacer referencia.
En el mismo solicita copia de la Recomendación que con fecha 26 de julio de 2013, se formuló a la Secretaría General de Inmigración y Emigración y que, a continuación, se transcribe:
“Tras la publicación en BOE el pasado 10 de julio de 2012 de la Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, por la que se dictan normas para la aplicación del artículo 7 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, y de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, han tenido entrada en esta Institución varias quejas en relación con la acreditación y valoración de medios suficientes necesarios para que los cónyuges extranjeros de ciudadanos españoles puedan acceder a la residencia superior a tres meses en nuestro territorio.
La Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, desarrolla el régimen jurídico aplicable al artículo 7 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, y a este respecto establece los requisitos para ejercer el derecho de residencia superior a tres meses y la documentación necesaria tanto para la inscripción en el Registro Central de Extranjeros como para la obtención de la tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión. Entre dicha documentación se señala la acreditación de “Disposición de recursos suficientes, para sí y para los miembros de su familia, para no convertirse en una carga para la asistencia social de España durante su periodo de residencia” (artículo 3 2.c. 2a de la Orden PRE/1490/2012). Y en el artículo 4 titulado “Aplicación del derecho de residencia superior a tres meses a los miembros de la familia” se establece que la mencionada Orden se aplicará igualmente a los miembros de la familia, recogidos en el artículo 2 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, nacionales de un Estado miembro de la Unión Europea o de otro Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo y de Suiza, que se reúnan o acompañen a un ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea o de otro Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.
En sentido similar, la Disposición final quinta del Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, titulada Modificación del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo establece que: “Todo ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea o de otro Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo tiene derecho de residencia en el territorio del Estado Español por un período superior a tres meses si, apartado b), “dispone, para sí y los miembros de su familia, de recursos suficientes para no convertirse en una carga para la asistencia social en España durante su período de residencia, así como de un seguro de enfermedad que cubra todos los riesgos en España”. Y en el apartado d) del mismo artículo, contenido en la Disposición final quinta, señala que por miembro de familia se entiende aquel que acompaña a un ciudadano de la Unión Europea o de otro Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, o va a reunirse con él y cumple las condiciones contempladas en las letras a), b) o c) del mismo artículo.
En las quejas recibidas se ha apreciado que la valoración de suficiencia de medios se ha venido realizando en los casos de cónyuges extracomunitarios de ciudadanos españoles, con vínculo matrimonial inscrito en el Registro Civil español, que se encuentran en España sin haber ejercido el derecho a la libre circulación en el territorio de la Unión, y que han solicitado la expedición de una tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión, de acuerdo con lo previsto en el artículo 8 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero. Es decir, el ciudadano español no ha traspasado las fronteras de España, por lo que está sometido al derecho interno del Estado.
A juicio de esta Institución no es de aplicación el régimen jurídico previsto en la Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, y en el Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, a los cónyuges extracomunitarios de ciudadanos españoles, en atención a lo establecido en las siguientes consideraciones:
PRIMERA: No aplicación del artículo 7 de la Directiva 2004/38/CE, del Parlamento y del Consejo, de 29 de abril de 2004, a los cónyuges extracomunitarios de nacionales españoles residentes en España.
La Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, justifica su contenido en la necesidad de incluir en el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, la totalidad de las exigencias derivadas del artículo 7 de la Directiva 2004/38/CE, del Parlamento y del Consejo, de 29 de abril de 2004, en consecuencia, la Orden incorpora el contenido de la Directiva 2004/38/CE, así como su ámbito subjetivo. En su literalidad, la Orden mencionada indica que la misma “se aplicará a la luz de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, en concreto la sentencia de 1 de junio de 2010, por lo que el término familiar de un ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea incluye a los familiares de un ciudadano español que se reúnan o acompañen al mismo”. En este sentido el artículo 3 relativo a los beneficiarios de la Directiva 2004/38/CE establece que “1. La presente Directiva se aplicará a cualquier ciudadano de la Unión que se traslade a, o resida en, un Estado miembro distinto del Estado del que tenga la nacionalidad, así como a los miembros de su familia”. Con respecto a los familiares de los ciudadanos de la Unión Europea, la STS de 1 de junio de 2010 indica expresamente que “la circulación y residencia libre en el territorio de los Estados miembros, delimitando un espacio sin fronteras, para que se pueda ejercer con libertad y
dignidad, precisa que tal estatus se reconozca también a los miembros de su familia, que obviamente no sean nacionales de ningún Estado de la Unión, es decir, que sean ciudadanos de un tercer Estado no comunitario. Siendo, por tanto, cualitativamente distinto dicho estatus que la relación que media entre el Estado español y sus nacionales”. Asimismo la misma sentencia señala que “el objeto de la Directiva no es regular las relaciones entre un Estado y sus nacionales, sino los derechos de libre circulación y residencia de los ciudadanos de la Unión en el espacio común y no en su país de origen. Y, de otro, se exige la necesidad de movimiento o desplazamiento, que comporta la libre circulación, para su inclusión, como beneficiario, en el ámbito de aplicación de la Directiva. Se precisa, por tanto, que se hayan ejercitado los derechos de libre circulación y residencia para que a los miembros de su familia, que no son europeos o comunitarios, les sea de aplicación el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero”.
Por tanto, a la vista de los textos normativos mencionados, los cónyuges de un ciudadano español, que no hayan ejercido la libre circulación en el espacio comunitario y no cuenten con la ciudadanía europea, gozan de un régimen de derechos diferente al estatuto comunitario que la Directiva 2004/38/CE proyecta y cada Estado concreta en su propio ordenamiento jurídico. Es decir, el ciudadano español no ha traspasado las fronteras de España, por lo que está sometido al derecho interno del Estado (STJCE de 28 de enero de 1992, SSTJCE de 21 de septiembre de 1999 –Asunto C-378/97, y de 2 de octubre de 2003, Asunto C-148/02, Carlos García Abelló c. Estado Belga, STJCE de 27 de octubre de 1982 –asuntos C-35 y 36/82; STJUE de 5 de junio de 1997 –Asuntos C-64 y 65/96). Desde la perspectiva comunitaria, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la Sentencia de la Sala Tercera, de 5 de mayo de 2011, destacó que “la residencia de una persona que se encuentra en el Estado miembro de su nacionalidad no puede someterse a condiciones, la Directiva 2004/38, relativa a las condiciones de ejercicio del derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, no puede estar destinada a aplicarse a un ciudadano de la Unión que disfruta de un derecho de residencia incondicionado por el hecho de que se encuentra en el Estado miembro de su nacionalidad” (par. 34) y “(...) habida cuenta de que el ciudadano de la Unión interesado nunca ha hecho uso de su derecho de libre circulación y siempre ha residido en un Estado miembro cuya nacionalidad posee, ese ciudadano no está incluido en el concepto de «beneficiario» en el sentido del artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2004/38, por lo que ésta no le es aplicable (par. 39). En consecuencia, el derecho de la Unión Europea distingue el tratamiento jurídico que recibe los ciudadanos de la Unión que han ejercitado los derechos de libre circulación y residencia, así como los de la familia no comunitaria que los acompañan, de aquel tratamiento otorgado a los ciudadanos comunitarios que no han ejercitado los indicados derechos, como los cónyuges de ciudadanos españoles del presente caso.
En este sentido, en las conclusiones del Asunto C-466/00 Arben Kaba contra Secretary of State for the Home Department, presentadas por el Abogado General Sr. Antonio La Pergola, el 30 de septiembre de 1999, se indica que “no parece posible afirmar aún que los derechos de residencia “comunitarios” de los ciudadanos de la Unión residentes en un Estado miembro diferente de su Estado de origen sean ya análogos a los reconocidos por los Estados miembros a sus propios nacionales o, en el presente caso, por el Reino Unido a las personas “establecidas” en su territorio nacional”. Y la Sentencia del Tribunal de Justicia del Asunto Arben Kaba, de 6 de marzo de 2003 señala:
“Una normativa de un Estado miembro que exige a los cónyuges de trabajadores migrantes nacionales de los demás Estados miembros, para poder solicitar una autorización de residencia por tiempo indefinido en el referido Estado y obtener que se examine dicha solicitud, que hayan residido durante cuatro años en el territorio de dicho Estado miembro, mientras que impone una obligación de residencia de tan sólo doce meses a los cónyuges de personas establecidas en el citado territorio (...) no constituye una discriminación contraria al artículo 7, apartado 2, del Reglamento n° 1612/68 (...) Puesto que el derecho de residencia de estas dos categorías de personas no es totalmente comparable, lo mismo cabe afirmar de la situación de sus cónyuges, en particular respecto a la cuestión de cuál es la duración del período de residencia necesario para que pueda concedérseles un derecho de residencia por tiempo indefinido en el territorio del Estado miembro controvertido (par. 3)”.
Se concluye, pues, que cada Estado puede fijar condiciones para acceder a la residencia a los cónyuges extracomunitarios de sus propios nacionales diferentes de los requisitos derivados de la normativa comunitaria para los cónyuges de ciudadanos comunitarios que han ejercido las libertades comunitarias. Para ello conviene tener en cuenta que la jurisprudencia del TJCE ha declarado no contrarias al Derecho comunitario las diferencias de trato que afectan a situaciones puramente internas (entre otras sentencias del TJCE de 3 de enero de 1986 Asunto C-298/84, 5 de junio de 1997 y Asunto C-64/96, de 4 de junio de 2009). Es decir, está justificado que un Estado miembro tenga en cuenta la diferencia objetiva que existe entre sus propios nacionales y los de los demás Estados miembros, a lo hora de fijar condiciones menos restrictivas para la concesión de una autorización de residencia (cuestión prejudicial ante el TJCE, de 11 de abril de 2000, caso Arben Kaba).
En consecuencia es conforme al derecho de la Unión Europea establecer una diferencia de trato en el régimen jurídico aplicable a los cónyuges extracomunitarios de ciudadanos españoles, que no han ejercido sus libertades comunitarias, de aquel aplicable a aquellos que han ejercido sus libertades comunitarias y cuyo régimen jurídico viene derivado de la transposición de la Directiva 2004/38/CE, de 29 de abril de 2004, en la Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, y en la Disposición final quinta del Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril.
En todo caso el cónyuge de un ciudadano español podría invocar no sólo el derecho interno sino también el derecho comunitario, en todo lo referente al “derecho al respeto a la vida privada y familiar” recogido en artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales (“1. Toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de su correspondencia. 2 No podrá haber ingerencia de la autoridad pública en el ejercicio de este derecho salvo cuando esta ingerencia esté prevista por la ley y constituya una medida que, en una sociedad democrática, sea necesaria para la seguridad nacional, la seguridad pública, el bienestar económico del país, la defensa del orden y la prevención de las infracciones penales, la protección de la salud o de la moral, o la protección de los derechos y las libertades de terceros”) puesto que las restricciones introducidas en la Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio, condiciona el ejercicio
de una libertad fundamental, la del derecho a la vida en familia, del ciudadano español en cuanto los obstáculos que se le imponen a su cónyuge extracomunitario para acceder a la residencia.
SEGUNDO: El derecho a contraer matrimonio en plena igualdad jurídica
Es preciso determinar si es constitucionalmente admisible y justificado la diferencia de trato jurídico que reciben los cónyuges extracomunitarios de ciudadanos españoles, cuyo matrimonio está inscrito en el Registro Civil español a todos los efectos registrales y jurídicos oportunos, con respecto al tratamiento jurídico que disfrutan los cónyuges de ciudadanos españoles, con independencia de su nacionalidad, una vez que el matrimonio ha accedido, igualmente, al Registro Civil español.
El artículo 32.1 CE, que se contiene en la Sección segunda (De los derechos y deberes de los ciudadanos) del capítulo segundo (Derechos y libertades) del título I de la Constitución (De los derechos y deberes fundamentales), reconoce el derecho del hombre y de la mujer a “contraer matrimonio con plena igualdad jurídica”, estableciendo en el apartado segundo del mismo artículo 32, que será el legislador a través de la ley quien regule “las formas de matrimonio, la edad y capacidad para contraerlo, los derechos y deberes de los cónyuges, las causas de separación y disolución y sus efectos”. Nuestra jurisprudencia ha interpretado el artículo 32 CE en el sentido de otorgarle un doble contenido, de modo que el matrimonio, en la Constitución española, es una garantía institucional y, simultáneamente, un derecho constitucional. Por tanto, el matrimonio se configura, tal y como aparece en el fundamento jurídico 3 de la SSTC 184/1990, de 15 de noviembre, como una “institución garantizada por la Constitución” y, a su vez, “contraer matrimonio” es un derecho constitucional tal y como se desprende de su ubicación en la norma fundamental, correspondiendo el desarrollo de su régimen jurídico, por mandato constitucional de artículo 32.2 CE, a una ley que debe respetar su contenido esencial. Este contenido esencial ha sido sintetizado por el Tribunal Constitucional, en la SSTC 198/2012, de 6 de noviembre de 2012, fundamento jurídico 9, de la siguiente manera: “la igualdad de los cónyuges, la libre voluntad de contraer matrimonio con la persona de la propia elección y la manifestación de esa voluntad son las notas esenciales del matrimonio, presentes ya en el Código civil antes de la reforma del año 2005, y que siguen reconociéndose en la nueva institución diseñada por el legislador”.
Esto quiere decir que, de la dicción literal del artículo 32.1 CE se deduce que ambos cónyuges se encuentran en régimen de plena igualdad jurídica en el seno de la institución jurídica del matrimonio, “regla que supone una manifestación específica del principio de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley (art. 14 CE)” (SSTC 159/1989, de 6 de octubre, FJ 5; 39/2002, de 14 de febrero, FJ 5; y 51/2011, de 14 de abril, FJ 8). Esta igualdad ante la ley no sólo se predica de los cónyuges en el acceso al matrimonio, y en el seno de la institución matrimonial, sino que la igualdad debe necesariamente alcanzar también a los efectos civiles de cualquier matrimonio civil que haya accedido a la inscripción en el Registro Civil español. La jurisprudencia constitucional ha precisado que el derecho al matrimonio, aunque es un derecho de titularidad individual, no lo es de ejercicio individual, pues, tal y como dispone el artículo 45 Código Civil, no hay matrimonio sin consentimiento mutuo (SSTC 222/1992, de 11 de diciembre, FJ 5; 47/1993, de 8 de febrero, FJ 4; 51/2011, de 14 de abril, FJ 9), y que el vínculo matrimonial “genera ope legis en la mujer y el marido una pluralidad de
derechos y deberes” (SSTC 184/1990, de 15 de noviembre, FJ 3). Estos derechos y deberes deben ser iguales, en contenido y resultado, para todos los cónyuges cuyo matrimonio esté inscrito en el Registro Civil.
De todo lo anterior cabe inferir que condicionar la obtención de la tarjeta de residencia de familiar de la Unión del cónyuge extracomunitario de un ciudadano español a la disponibilidad de medios económicos, y a la acreditación de un seguro de enfermedad que cubra sus riesgos en España, es condicionar el derecho y el deber de disfrutar de un proyecto de vida común a la situación económica del ciudadano español. El derecho a una comunidad de vida común deriva del contenido mínimo del artículo 32 CE. En palabras del TC: “Tras las reformas introducidas en el Código civil por la Ley 13/2005, de 1 de julio, la institución matrimonial se mantiene en términos perfectamente reconocibles para la imagen que, tras una evidente evolución, tenemos en la sociedad española actual del matrimonio, como comunidad de afecto que genera un vínculo, o sociedad de ayuda mutua entre dos personas que poseen idéntica posición en el seno de esta institución, y que voluntariamente deciden unirse en un proyecto de vida familiar común, prestando su consentimiento respecto de los derechos y deberes que conforman la institución y manifestándolo expresamente mediante las formalidades establecidas en el ordenamiento” (SSTC 198/2012, de 6 de noviembre de 2012, fundamento jurídico 9). Y, por lo que se refiere a los deberes, los artículos 68 al 70 del Código civil establecen que “los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente” (art. 67CC) y “los cónyuges fijarán de común acuerdo el domicilio conyugal” (art. 70 CC), ambos deberes devienen de imposible cumplimiento si la residencia legal del cónyuge extracomunitario del ciudadano español se hace depender de criterios económicos.
Asimismo este tipo de restricción o limitación al ejercicio del contenido esencial del derecho fundamental al matrimonio significaría la quiebra del principio de igualdad, consagrado constitucionalmente, puesto que dejaría en peor derecho a aquellos ciudadanos españoles con matrimonio inscrito en el Registro Civil que han contraído con ciudadanos extracomunitarios con respecto de aquellos ciudadanos españoles que han celebrado matrimonio con ciudadanos españoles o de la Unión Europea. En consecuencia, el derecho a residir no puede considerarse como un derecho condicionado o dependiente de la situación económica del ciudadano español, puesto que sería un trato limitado y más restrictivo que el que disfruta el cónyuge de cualquier ciudadano español con independencia de su nacionalidad. Como señala la reciente sentencia de 28 de junio de 2013 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo No 3 de San Sebastian No 191/2013, fundamento Cuarto: “(...) de suerte que se crearía una categoría de españoles ilícitamente discriminados por la circunstancia de que sus esposos/esposas no puedan residir legalmente en el Reino de España, mediante la introducción de restricciones como la que nos ocupa, de orden económicos (ingresos y seguro de enfermedad), sin perjuicio del sarcasmo que ofrece la realidad social de la crisis financiera y económica que asola el Reino de España”.
TERCERO: Diferencia de trato no justificada
De las quejas recibidas en el Defensor del Pueblo, se desprende que se está produciendo de facto una diferencia de trato entre los cónyuges extracomunitarios de ciudadanos españoles y cónyuges españoles de ciudadanos
españoles en la aplicación de la ley, por ello, es necesario analizar si dicha diferencia puede estar justificada y amparada por la ley.
El Tribunal Constitucional ha definido el principio de igualdad como la prohibición de toda diferencia de trato que carezca de una justificación objetiva y razonable, ha afirmado el carácter vinculante de este principio, tanto para el legislador (igualdad en la ley) como para los órganos aplicadores del Derecho (igualdad en la aplicación de la ley), y ha declarado la ilegitimidad constitucional de los tratamientos diferenciados que se funden de manera exclusiva o determinante en los concretos motivos o razones de discriminación citadas por el artículo 14 (SSTC 200/2001, de 4 de octubre de 2001 fundamento jurídico 4).
El artículo 14 CE no establece una tipificación cerrada de las posibles causas de discriminación, por ello, cierra su enumeración con la referencia genérica a “cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Para determinar si un concreto criterio de diferenciación debe entenderse incluido en esta cláusula genérica, resulta necesario, a juicio del TC, analizar la razonabilidad del criterio, teniendo en cuenta que lo que caracteriza a la prohibición de discriminación, frente al principio genérico de igualdad, es la naturaleza particularmente odiosa del criterio de diferenciación utilizado.
En el presente caso se ha establecido una diferencia de trato motivada por la circunstancia personal del origen extranjero extracomunitario del cónyuge de ciudadano español, el cual ve limitado su derecho a residir en nuestro territorio, en cuanto lo hace depender de criterios económicos, obstaculizando de este modo al ciudadano español el ejercicio del derecho de formar proyecto matrimonial de vida común, e imposibilitándole cumplir con los deberes de los artículos 68 al 70 del Código civil mencionados anteriormente. El Tribunal Constitucional ha señalado que “el juicio de igualdad es de carácter relacional. Requiere como presupuestos obligados, de un lado, que, como consecuencia de la medida normativa cuestionada, se haya introducido directa o indirectamente una diferencia de trato entre grupos o categorías de personas (STC 181/2000, de 29 de junio, FJ 10) y, de otro, que las situaciones subjetivas que quieran traerse a la comparación sean, efectivamente, homogéneas o equiparables, es decir, que el término de comparación no resulte arbitrario o caprichoso (SSTC 148/1986, de 25 de noviembre, FJ 6; 29/1987, de 6 de marzo, FJ 5; 1/2001, de 15 de enero, FJ 3). Sólo una vez verificado uno y otro presupuesto resulta procedente entrar a determinar la licitud constitucional o no de la diferencia contenida en la norma” (SSTC 200/2001, de 4 de octubre de 2001 fundamento jurídico 4).
Puesto que se ha introducido una diferencia de trato en categorías de personas, (cónyuges de ciudadanos españoles) en situaciones subjetivas equiparables (matrimonio civil inscrito en el Registro Civil), la distinción normativa relativa a la exigencia de medios económicos y acreditación de seguro médico a fin de disfrutar del derecho de residencia en nuestro territorio resulta una distinción infundada y discriminatoria, puesto que dicha diferencia de trato no ha sido objeto de una justificación objetiva y razonable, ni persigue una finalidad constitucionalmente legítima, ni es proporcional atendiendo a la debida ponderación de los bienes, derechos y valores en juego.
Por todo lo anterior, esta Institución, en atención a lo establecido en el artículo 30.1 de nuestra Ley Orgánica reguladora, ha estimado procedente formular a la Secretaría General de Inmigración y Emigración la siguiente:
RECOMENDACIÓN
“Impartir las instrucciones oportunas a fin de eliminar de los requisitos para la obtención de la tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión la exigencia de recursos económicos suficientes y de seguro de enfermedad a los cónyuges de ciudadanos españoles, residentes en España, cuyo matrimonio civil se encuentre inscrito en el Registro Civil español”.”
Tan pronto se reciba la preceptiva respuesta de dicho organismo a tal resolución se le dará traslado de la misma.
Firmado por Francisco Fernández Marugán, Adjunto Primero del Defensor del Pueblo.

martes, 30 de julio de 2013

TRANQUILIDAD

Hola a todos,


Por aquí yo ando bien. Sigo en el mismo trabajo por los momentos y hasta ahora me va bien ahí. Mi esposo sigue en su trabajo y por ahora todo va bien. Estamos viviendo una etapa de tranquilidad muy añorada. 

Por cierto, la semana pasada me llegó la carta notificándome que mi homologación del título universitario está aprobada y debo pasar lo más pronto posible al Ministerio de Educación a buscar mi credencial de licenciada. 
Debo decir que me sorprendió muchísimo que me haya llegado 9 meses después de haber hecho la solicitud. A las personas que conozco se les ha tardado más de un año. 

Dentro de poco llegan mis suegros y cuñada de visita, por lo que me desapareceré un tiempo del blog. 

Cuando tenga más novedades, las publico aquí.

Namaste!! 

martes, 11 de junio de 2013

YA CON TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL

Hola a todos,

Como había mencionado antes, ya tengo trabajo. 

Apenas vi en internet que ya tenía aprobada la tarjeta comunitaria, comencé a buscar trabajo a través del portal www.infojobs.net. 

Me llamaron de una empresa para una entrevista y yo ni siquiera tenía la tarjeta comunitaria en mano. Igual me presenté y les espliqué mi situación. De todas formas, esa misma semana fui a la Comisaría de Policía para ver cómo iba mi tarjeta comunitaria y ya estaba lista. Esto fue un gran alivio, ya que de inmediato envié un email a la persona que me hizo la entrevista de trabajo diciéndole que ya tenía los papeles para trabajar. 

Me llamaron de la misma empresa para dos entrevistas más y finalmente me dieron la buena noticia: había conseguido el empleo. En principio es un contrato de 6 meses y dependiendo de mi desempeño, paso a contrato indefinido o no, asi que ya veremos.

Apenas me dieron la buena noticia fui al banco a abrir mi cuenta bancaria. Con mostrar mi tarjeta comunitaria fue suficiente. 

Les cuento que para poder firmar el contrato de trabajo hay que tener asignado un número en la Seguridad social. Así que me fui un día a la Seguridad Social de mi zona (atienden de 9am a 2pm en Calle de Miguel Fleta 5) y expliqué mi situación. Presenté mi tarjeta comunitaria y la chica me asignó un número de cotización. Además me dijo: "este número es exclusivo tuyo y lo tendrás de por vida. Cuando encuentres trabajo, das este número y ya comenzarás a cotizar. También cuando ya tengas trabajo, vas a tu centro de salud más cercano, llevas este número más tu padrón y así tramitas tu tarjeta sanitaria".

Y así lo hice, una tarde luego de salir del trabajo fui a mi centro de salud y tramité mi tarjeta sanitaria. Me llegará por correo postal pronto. Me dijeron que tardaba aprox un mes en llegar. mIentras tanto me dieron un justificante que puedo utilizar mientras me llega mi tarjeta sanitaria.

También ya he podido terminar mi trámite del canje del permiso de conducir. Fui a la DGT (Jefatura de Tráfico) y terminé el trámite donde lo había dejado. 3 semanas después me llegó mi nuevo permiso de conducir español por correo postal :). 

Me siento demasiado afortunada, todavía no creo que en menos de un mes de empezar mi búsqueda de empleo ya estoy trabajando! 

Conseguí este empleo porque hablo fluidamente alemán y en esta empresa (del área de la moda) necesitaban con urgencia alguien que hablara y escribiera alemán. Alemania es ahorita un mercado muy importante en Europa y se hace muchos negocios con este país. Por eso en esta empresa necesitaban a alguien que manejara toda la clientela alemana de esta empresa. Estoy toda la jornada laboral contestando llamadas en alemán y respondiendo emails en alemán. Me encanta este idioma, así que es muy divertido este trabajo para mí. 

Espero que esta información les sirva de ayuda.

Hasta pronto

Namaste!





domingo, 2 de junio de 2013

¡HE ENCONTRADO TRABAJO!

Hola a todos,


¡Así es! Paso rápidamente por aquí para informarles que he encontrado trabajo. No se imaginan la alegría que tengo, parece increíble. En una próxima entrada les escribo con más detalle sobre esto y otras cosas. Ahorita tengo que hacer labores hogareñas :)



¡Namaste!

martes, 21 de mayo de 2013

¡YA CON TARJETA COMUNITARIA EN MANO! + INFO SOBRE CANJES DE PERMISO DE CONDUCIR Y MÁS

Hola a todos,

   Tengo buenas noticias: hoy fui a la comisaría de Policía a probar suerte por si mi tarjeta de residencia estaba lista. Efectivamente sí estaba lista y ya la tengo en mano. Hoy me atreví a ir porque unos amigos me comentaron que a ellos también le habían dicho que fueran a recoger su tarjeta en 40 días, pero fueron mucho antes (entre 15 y 20 días) y ya estaba lista. 

   Ya con la tarjeta en mano fui al ayuntamiento a actualizar mi padrón para que le colocaran mi número NIE (Número de Identificación de Extranjero) pero me dijeron que eso se hace con cita previa, así que me dieron la cita para este jueves.

   Luego de eso fui a la Jefatura Provincial de Tráfico (Arturo Soria, 125) a terminar mi trámite del canje del permiso de conducir. Había olvidado comentar que en marzo cuando acudí a la cita para el canje, no me dejaron terminarlo porque todavía no tenía mi tarjeta comunitaria en mano. Sin embargo, me dijeron que una vez lo tuviera, podía continuar con el trámite sin problemas. Efectivamente hoy fui y lo terminé, me dieron un papel provisional que me sirve como permiso de conducir por 3 meses mientras me llega mi permiso como tal por correo postal en aproximadamente 20-30 días. Por ende, les aconsejo que primero tengan su tarjeta de residencia o comunitaria en mano antes de pedir la cita para el canje y así se evitan todos estos problemas y perdedera de tiempo. Lo que hay que tomar en cuenta es que la licencia de conducir de Venezuela esté vigente para el momento de pedir la cita para el canje. 

    También había olvidado comentar que ya a homologación de los títulos de bachiller mío y de mi esposo ya están listos. Nos llegó por correo postal la notificación de que los fuéramos a buscar y listo. Todavía falta la homologación del título universitario. 

   Así que todo poco a poco está saliendo y espero que siga así. Mientras tanto ando en la búsqueda de empleo y esperando cumplir el año de residencia en España para pedir la nacionalidad española. 

Hasta pronto y Namaste! 

miércoles, 24 de abril de 2013

TARJETA COMUNITARIA EN MANO DENTRO DE... 40 DÍAS

   Pues sí, hoy fui a la comisaría de Policía donde se tramitan DNIs, pasaportes españoles, tarjetas comunitarias, etc. Entregué los recaudos, me tomaron las huellas y me dieron un comprobante para pasar buscando la tarjeta en exactamente 40 días (continuos). 
   Así que en total desde que llegué a España hasta el día que tenga mi tarjeta comunitaria en mano habrán pasado la barbaridad de 9 MESES. Sin comentarios al respecto. 

Namaste

martes, 23 de abril de 2013

EL DÍA HA LLEGADO: TARJETA COMUNITARIA APROBADA

   Pareciera que la entrada anterior fue pitonisa con la frase: "Espero que para la próxima entrada pueda escribirles la buena noticia tan ansiada...AMÉN!" Y así fue, ayer revisé en la página web de extranjería y me sale "RESUELTO - FAVORABLE". Todavía no lo puedo creer, tanto esperar y al fin me han concedido la tarjeta comunitaria de familiar de ciudadano de la unión. 
   Después de llamar a mi esposo y a mi familia para avisarles la gran noticia, pedí la cita por internet en esta página https://sede.mpt.gob.es/icpplus/citar (escogiendo la opción TOMA DE HUELLA (EXP TARJETA) FAMILIARES CIUDADANOS DE LA UNIÓN EUROPEA) para hacer la toma de la huella y llevar las fotos para la tarjeta. Sí, hay que pedir otra cita. Sin embargo, esta cita salió muy rápido, ya que me la dieron para mañana 24 de abril en Coslada. Tengo que llevar:
- La tasa (impuesto) pagado (€ 10,40)
- Tres fotos tamaño carnet fondo blanco
- Mi pasaporte original y fotocopia
- DNI original y fotocopia de mi esposo
- Padrón actualizado en caso de que haya cambiado de domicilio. 

En resumen:
1) Fecha solicitud de la cita para tramitar la tarjeta comunitaria: 25 de septiembre 2012
2) Fecha de la cita: 28 de noviembre 2012
3) Fecha de resolución favorable: 19 de abril 2013
4) Cita para la toma de la huella: 24 de abril 2013
5) Fecha de entrega de la tarjeta: veremos ;) 

Namaste!

sábado, 20 de abril de 2013

Y AÚN SIGO ESPERANDO MI TARJETA DE RESIDENCIA

   Y como dice el título, sigo esperando mi tarjeta comunitaria (es decir, mi tarjeta de residencia). Increíble pero cierto, llevo casi 5 meses esperando desde que hice la solicitud de la tarjeta y a eso hay que sumarle los 2 meses que tuve que esperar para el día de la cita, es decir, 7 meses de espera desde que pisé suelo en Madrid. Me parece increíble que los tiempos de espera para obtener la tarjeta comunitaria sean tan largos. Ser esposa de español como que no sirve de mucho en estos momentos :/. 

     Disculpen si sueno muy pesimista pero así es como me siento. Todos los días en las noches reviso en la página web de extranjería cómo va mi trámite y siempre me aparece lo mismo: EN TRÁMITE. De verdad ya estoy desesperada, pasan los meses y siempre lo mismo. Si voy a la oficina de extranjería a preguntar, me dicen que revise por la página web. No entiendo por qué la lentitud en estos trámites, no piensan en la gente, se trata de la vida de cientos de personas; personas que tienen su vida en stand-by esperando que unos burocráticos se dignen a revisar el expediente de uno. 

     De resto, no tengo más novedades. Espero que para la próxima entrada pueda escribirles la buena noticia tan ansiada...AMÉN!


lunes, 25 de marzo de 2013

AQUÍ ESTAMOS Y AQUÍ SEGUIMOS

Hola a todos,

    Pues sigo aquí esperando mi tarjeta de residencia. Así es, después de 4 meses de haber hecho la solicitud, además de los 2 meses que estuve esperando que llegara el día de la cita en extranjería, SIGO esperando mi tarjeta de residencia. Fui a la oficina de extranjería a preguntar qué había pasado con mi caso, por qué se tardaba tanto si yo entregué toda la documentación y requisitos que me pedían. El funcionario que me "atendió" se limitó a gritarme lo siguiente: ¿Ud ya revisó su expediente por internet? ¿Qué le aparece allí? ¿Que sigue en trámite? Pues ahí tiene la información, no venga aquí a estar molestando.
   Y con esta perla me fui de ahí y a seguir esperando, ¿pues qué más puedo hacer? No importa que sea esposa de un ciudadano español, que él tenga el fulano contrato de trabajo que en Extranjería piden, seguro médico privado, etc., como que no sirve de nada eso. Al final de cuentas soy una ciudadana de segunda aquí. Y así como estoy yo, hay muchos miles más que sufren este tipo de abusos en las oficinas de Extranjería. He visto como maltratan a los demás extranjeros, sobre todo a los que apenas hablan español. Y aquí se pone a prueba la paciencia de uno, porque no te la ponen nada fácil.  

   Lo cierto es que mientras tanto no puedo trabajar ni darme de alta en la Seguridad Social. Sigo aquí como un ente en el espacio y tiempo sin poder hacer nada porque unos burocráticos en una oficina se tardan tanto en hacer su trabajo. 
   Estoy harta de la burocracia, del eterno papeleo, de trámites, todo lo complican. Hasta para comprar un abono de transporte para el metro y bus hay que llamar a un número de teléfono y pedir una cita. ¡Ya basta de burocracia! 
   En este sentido envidio a los Amish y Menonitas, esa gente SÍ es feliz. Viven tranquilos trabajando en sus granjas, viviendo de lo que producen sus tierras, sin el estrés de hacer trámites, papeleo, que si falta dinero, que me despidieron del trabajo, que el gobierno ahora quiere hacer esto o lo otro...si ni ven noticias, así sí se es feliz! ¡Como el mundo moderno ha complicado todo en detrimento de los ciudadanos! 

   Así que para los que están por venir a España, llénense de paciencia, mucha paciencia. Tráiganse la valeriana, hagan meditación, yoga o lo que sea para relajarse y no estresarse con los funcionarios públicos. 
  
   Creo que la "célebre" frase de Teodoro Petkoff, cuando fue Ministro de Planificación en el segundo gobierno de Caldera aplica aquí: "Estamos mal pero vamos bien". Ahí se las dejo. 

Namaste




domingo, 20 de enero de 2013

MÁS INFO: CANJE DE PERMISO DE CONDUCIR VENEZOLANO POR UNO ESPAÑOL

Hola de nuevo a todos!

   Ya estoy volviendo al blog. Aprovecho la ocasión para informarles cómo es el proceso del Canje del Permiso de Conducir Venezolano por uno Español. ¡Ya mi esposo tiene en sus manos el permiso de conducir español! 

   Lo primero que tienen que hacer es pedir la cita lo más pronto posible en la Dirección General de Tráfico (DGT). Esto se hace por el teléfono 902 50 86 86 y también por internet www.dgt.es, aunque en la misma DGT me han informado que es mejor pedirla por teléfono porque su web no funciona muy bien. La cita se tarda en promedio 3 meses, es decir, si por ejemplo la piden hoy, tendrán que llevar los papeles en abril. Lo bueno es que la cita se pide por teléfono y durante estos tres meses de espera, la DGT va verificando todos los datos de la licencia con el INTTT de Venezuela y ya para el día de la cita, solo se dejan los papeles y listo. Por ende, unos días antes de la cita se recomienda volver a llamar al número de teléfono anterior y verificar que ya el canje esté APROBADO. El permiso de conducir español llegará por correo postal en un máximo de 3 meses. El de mi esposo llegó en un mes. 

   Unos días antes de la cita también se debe hacer el informe de aptitud psicofísica. Mi esposo se lo hizo en el "Centro de reconocimiento para conductores" ubicado en la calle  García Noblejas, 158, Madrid. Teléfono: 917544227, horario: 10am-1pm y 5pm-8:30pm de lunes a viernes, sabados: 10:30am-1pm. Costo: 35 euros y se paga en efectivo. El informe lo entregan al momento en un sobre. Seguramente en Madrid debe haber otros centros, pero este es el que nos quedaba muy cerca de casa. Les comento que mi esposo me dijo que la prueba psicofísica es una prueba de verdad, no la prueba pirata que hacen en Venezuela para el certificado médico (los venezolanos entenderán lo que quiero decir ;) ). En este caso, la prueba es como un videojuego donde evalúan los reflejos y la visión. Mi esposo me dijo que la prueba no estuvo fácil, tuvo que estar muy concentrado en lo que hacía, pero tampoco es imposible de aprobar. También me dijo que antes de presentar la prueba te dan una oportunidad de practicar con los controles. 

   Más abajo les dejo la hoja informativa escaneada con todos los recaudos que hay que llevar el día de la cita. Los que están marcados con un círculo (el 1, 6 y 8) son papeles que te dan el mismo día de la cita y se llenan al momento. Mi esposo tuvo la cita en la DGT ubicada en Arturo Soria, 125. Él fue a la cita, dejó los recaudos y le dieron un comprobante que serviría como permiso de conducir mientras le llegaba el permiso por correo postal. 

   Ese día pregunté por mi caso específico, ya que todavía no tengo mi tarjeta de residencia y pasarán varios meses antes de yo tener mi tarjeta. En la DGT me dijeron que en el caso de que ya me hubieran asignado el número NIE (Número de Identidad de Extranjero), ya yo podía ir pidiendo la cita con dicho NIE y si para el día de la cita todavía no tenía mi tarjeta de residencia en mano, yo quedaba comprometida a llevarla y presentarla en la DGT apenas me la dieran en extranjería. Y así lo hice, ojalá todo salga bien. 

 Hasta luego

¡Namaste!